Guardiana del tiempo

DSC07506

Fini se siente en la Litoteca de Peñarroya como Chicote al abrir una nevera llena. Porque para ella las provisiones que la alimentan son todos los sondeos que almacena esta desconocida colección de recursos minerales. Viendo con ella las imágenes de las muestras, de las 12.500 que alberga la Litoteca, lo primero que llama la atención es el aspecto de las mismas, una especie de barra cilíndrica que Fini, acostumbrada a dar charlas divulgativas a escolares nos describe muy plásticamente como “si fuera un gran salchichón”, imagen impagable con la que se quedan los chavales. La peculiar forma de la muestra obedece a la perforadora que permite obtener la misma; obteniendo muestras de testiguo continuo o de ripio, es decir, la misma muestra, pero de roca machacada, una suerte de detritus. Así que aquello del terceto con ripios de Jardiel Poncela cobra otro sentido, a la vista de la terminología geológica. Sigue leyendo “Guardiana del tiempo”