¡Nos vemos en la Faja Pirítica!

07062014844

“Aunque no lo sepas, hay algo que amas mucho más que a mí, la tierra roja de Tara”. Eso le aseguraba el melifluo Ashley a una entregada Escarlata O’Hara en “Lo que el viento se llevó“. Pero eso es porque no conocería la Faja Pirítica Ibérica. Allí si que la tierra y los ríos son rojos. Tanto es así, que ha sido escenario de muchas recreaciones de parajes marcianos en el cine y que la NASA experimenta en tierras onubenses cómo podría ser la vida extraterrestre. 

Para Inmaculada Gil, responsable de la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación en el IGME, es más que eso “es un dominio muy especial, prácticamente único en el mundo se puede decir. Probablemente sea la mayor concentración de sulfuros masivos del mundo y eso es una anomalía geológica, una concentración anómala de minerales, cuyo valor depende de la demanda en cada momento”. Ese uso, implacable en tiempos, le dio ese aspecto descarnado a la tierra, horadada con descomunales agujeros en una especie de espiral, fruto de las prácticas extractivas del pasado que como nos confirma Inma “esas grandes cortas mineras son muy impactantes. Ahora se tiene mucho más cuidado y la legislación es mucho menos permisiva que entonces”. La geóloga participa en el proyecto GEO_FPI, una iniciativa destinada a “crear  comunidad, dar visibilidad, por un lado, desde la parte más técnica porque es importante que todos los sectores interesados cuenten con acceso a las plataformas de información digital geológica que se están dando forma en el proyecto y al mismo tiempo se intenta vincular con cómo puede llegar eso a la población, cómo influye en sus vidas, como puede mejorar la industria que tiene asociada, cómo pueden darle valor turístico -actualmente se está trabajando mucho más en la restauración del territorio-, e incluso acercarles el significado de la geología de la zona, conocer el océano que existió allí hace más de 300 millones de años”.

Y en esa tarea a Inmaculada le llamó la atención el interés que mostraron, por ejemplo, los alumnos de los centros de Secundaria de Peñarroya-Pueblonuevo que participaron en la Jornada de Puertas Abiertas de la Litoteca del IGME: “Les pareció curioso y eso está bien, porque la idea era un poco descubrírselo. Viven en un pueblo que tiene una gran tradición minera, pero que actualmente se ha quedado sin actividad extractiva y ha perdido un poco ese dinamismo que tenía antes y desconocen el potencial de una infraestructura que tienen allí en Peñarroya. Les extraña que sea algo que tiene un valor nacional, pues alberga unos recursos que han sido muy costosos de obtener y que generan una información que sigue siendo muy útil para todo tipo de desarrollos del territorio”. Incluso echando la vista atrás, reconoce que vio en los estudiantes más interés del que “yo recordaba de mi época de instituto, desde luego”.

Antes de esa presentación para inexpertos, el IGME se encargó de presentar el proyecto a empresas y entidades públicas interesadas, mostrando la Litoteca del IGME y la Magnateca, es decir, el inventario de los recursos asociados a la cartografía geológica nacional. “Hasta ahora -nos explica Inma- nos hemos acercado a empresas que tienen una vinculación mayor con el uso de sondeos o industrias mineras directamente y como en este momento la minería está en alza tienen mucho interés en todo el esfuerzo que podamos hacer para darles el mayor acceso posible a toda la información que se tiene acumulada de años y que a ellos les puede servir para desarrollar mejor sus proyectos”.

DSC_8264Geología transfronteriza

Lo que nos une frente a lo que nos separa, así podríamos resumir la visión de trabajo del equipo integrado por expertos de España y Portugal que colaboran en este proyecto  para crear una red de consulta pública sobre la Faja Pirítica Ibérica. Una zona de alto interés geológico y minero que a lo largo de los años se ha articulado a uno y otro lado de la frontera y que demuestra que en esto de recuperar el patrimonio natural y cultural todos suman.

De este modo se intentan coordinar los estudios realizados por la administración española y la portuguesa para interconectar la información de ambos relativa a cartografia geológica, bases de datos geológico-mineras, así como la relacionada con las litotecas del IGME y LNEG en Peñarroya y Aljustrel y la promoción del patrimonio geológico-minero de la zona.

La web del proyecto, diseñada para tener al día a la ciudadanía de las actividades del proyecto, dispone de versiones en castellano, portugués e inglés y contará con cuentas en las principales redes sociales

Y porque lo que no se cuenta, no existe, el proyecto acaba de presentar oficialmente su página web www.geo-fpi.eu, en la que los ciudadanos que puedan demandar información de las zonas integradas dentro de la Faja Pirítica Ibérica dispondrán de datos actualizados sobre los eventos convocados o las noticias relevantes que les afectan, así como de los avances y resultados del proyecto, además en versión multilingüe (castellano, portugués e inglés). Un objetivo para el que pretenden aprovechar todas las facilidades que aportan las redes sociales, con perfiles tanto en Facebook como en Twitter. Con ello el proyecto GEO_FPI, quiere servir de plataforma abierta para entrelazar a la comunidad científica internacional, profesionales de distintos sectores y el público en general.

webLa web presenta una estructura sencilla, altamente intuitiva, donde se puede localizar fácilmente la información de interés estructurada en 6 apartados: Proyecto, socios, objetivos, actividades, noticias y contacto. Además, la web cumple todas las recomendaciones y obligaciones que exige el Programa POCTEP en materia de comunicación. Para la creación de esta página web, se ha adquirido el dominio www.geo-fpi, cuya información reside en el servidor del IGME, el beneficiario principal del proyecto. Dado el ámbito europeo de la convocatoria, se considera que la extensión más apropiada debía ser .eu ya que es el dominio territorial para la Unión Europea.

El proyecto en el que se enmarca esta web, con un presupuesto de 1.156.070,40€ y una duración estimada de 2 años, está financiado en un 75% por fondos FEDER a través del programa de cooperación territorial INTERREG POCTEP 2014-2020. El Instituto Geológico y Minero de España (IGME) lidera este proyecto, en el que participan además, la Dirección General de Industria Energía y Minas de la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio de la Junta de Andalucía (España) y, por parte portuguesa, el Laboratorio Nacional de Energía y Geología (LNEG) y la Cámara Municipal de Aljustrel (CMA).

PROYECTOS DE INVESTIGACIóN


Y si te interesa cómo contaron los medios de comunicación la noticia, entra en nuestro tablero sobre la Faja Pirítica.

Alicia González (alicia.gonzalez@igme.es)

Responsable de la Unidad de Cultura Científica
Instituto Geológico y Minero de España

Anuncios